Un trágico error lo condujo a una terrible elección… permitir que muchos murieran o sacrificar a su hijo.

Cierta vez hubo un hombre que tenía un hijo al cual amaba demasiado.
El hombre trabajaba como operador principal de un puente para el ferrocarril.

A su hijo le  gustaba observar los trenes, Y a las personas que viajaba en ellos, Personas que eran solitarias…

Enojadas… Egoístas… Heridas… y adictas.

Un trágico error condujo a una terrible elección… permitir que todos en el tren murieran
o halar la palanca… y permitir que su hijo fuera aplastado por el puente.

La Salvación de Todos Requirió el Sacrificio de Uno, el más querido. El Sacrificio de Uno que compró Esperanza para el Futuro…

 

.Si quieres ver el video de esta historia, da click aquí

Un trailer tomado de un poderoso cortometraje extranjero, “Most”. Trata de un padre que sacrifica a su hijo amado queriendo salvar un tren lleno de pasajeros. El sacrificio de uno para salvar a muchos – el Evangelio.

Juan 3:16
Pues Dios amó tanto al mundo, que dio a su Hijo único, para que todo aquel que cree en él no muera, sino que tenga vida eterna…


Escribe Tu Comentario

Similares: