On my kitchen table we have this metal container where we put all those things that don't seem to go anywhere else.

¿Tienes un lugar así en tu casa? Puede ser una repisa o un cajón. Es el lugar donde pones todas esas pertenencias que no tienen un sitio.  Es ahí donde terminan. Y una vez tiene allí un cordón de zapatos y una llave que no tienes idea de dónde salió y quizás un pegamento de goma y un cartucho de dinamita o algo no sé.

Well, whatever, a few days ago my wife Kristen and I were cleaning the kitchen. We were collecting things and I saw this little white ball in the metal container. And I'm impressed because I've never seen it before. And he turned to see Kristen, and I say something like:

-Hey, ¿de dónde salió esta bola blanca?  ¿ De dónde la sacaste?

She tells me: I have no idea. I've never seen her before.

And our kids were there, so I said, Hey kids, where did you get this ball from? We hadn't seen it before.

Y uno de mis hijos, el más joven dijo:  Bueno, no sé, nunca la había visto. Y mi hijo mayor dijo: Qué extraño. No sé. No sé de dónde viene. ¿No sabes de dónde salió?  Y como que sigue con ese mismo tono de voz y dice algo así como: Qué extraño, o sea que esta pequeña bola blanca apareció de la nada, ¡quién sabe de dónde viene!.

Y Kristen y yo nos miramos con esa mirada diciendo: ¿Sabes quién es este chico? Es decir, por un momento breve, era como si fuera otro niño y sigue adelante con estos  extraños gestos. Como si hubiera sido poseído por el espíritu de Urkel o algo así. Y por un momento breve, es este otro chico y sigue:  ¡No sé, no sé de dónde salió!.

Quiero decir es sólo una pequeña bola blanca y  Kristen y yo nos miramos como si no fuera gran cosa.

Un par de días después mi esposa estaba en casa con los niños y ella estaba en un cuarto y ellos estaban jugando en otro cuarto, y ella escucha un alboroto, y los  dos corren al cuarto donde ella estaba y el menor será llorando e insiste en que su hermano lo golpeó, y el mayor dice: No lo golpee. No sé de qué hablas. Es extraño. Es extrañísimo. Yo no lo golpee. Y sigue, y sigue y el menor al que se le caen las lágrimas sigue: No, ¡él me golpeó!. Y el mayor sigue:  No, no sé de qué hablas es extraño. Es extrañísimo.

Y luego Kristen sólo le dice: ¿Cómo cuando no sabías de dónde venia la bola?  Y él se queda helado.

The technically legal word here is caught.

Know, That moment when your garbage catches up with you? Quizás no ese mismo día, quizás no el siguiente, quizás no por un rato pero dale un poco de tiempo, siempre nos encuentra.  Como esta gran frase:  Dónde vayas, allí estarás.  Está escrita en la Biblia, en el libro a los Gálatas.  Como, no te dejes engañar. Nadie se burla de Dios. Cosecharemos lo que plantamos.

One way or another, if we give them time, our sins will find us. They always catch up with us, right?

Así que mi hijo estaba ahí parado enfrente de su madre, helado. Y luego se voltea y sube las escaleras corriendo.  Porque a veces es más fácil correr arriba, ¿no? que enfrentar la verdad.

Ahora, todo ese tiempo, ni siquiera estuve allí. Voy en camino a casa, llamo a Kristen y ella me cuenta la historia completa. Y mientras manejo a casa, voy pensando, ?Qué se supone que tengo que hacer cuando llegue a casa?  Quiero decir, sé que tengo que hacer algo, pero no tengo ni idea de qué hacer.
So I get home and Kristen tells me she hasn't heard it at all since it came up.

So I go upstairs and take a look at his room and he's not there, I'm going to see his brother's room and he's not there. And then I check the bathroom and it's not there either. which leaves only one option, our room. So I go to our room and I stand on the threshold and look and there in the middle of our bed, under the covers, there is a lump the size and shape of my son.

Y quiero decir, a esas alturas, ¡había estado allí abajo como dos horas!  Debía estar sintiendo mucho calor ¡debía sentirse muy infeliz! Es decir. ¿podía al menos respirar allá abajo? Sentía que debía darle un esnórquel. Tenía que estar sintiéndose muy mal.

Y empecé a imaginarme todo lo que tendría que enmendar con su mamá, con su hermano y conmigo. Y luego pensé en la persona a la que le quitó la bola, tendríamos que llamarlos y en algún momento ir allá.  Él tendría que devolver la bola y pedir disculpas.

And I was still standing on the threshold of our room and thinking about my son and all the shame he had. That shame that made him hide under covers for so long.

So he pulled me closer and I sit on the edge of the bed and I figure it out a little bit and the first thing I see is this soaked hair, you know like it's been underwater. And then I keep discovering him slowly until I see him lying there, curled up, with his eyes closed and he doesn't move.

It's like you have this option, is it still like this? Do you take the covers and put them on top and keep hiding? Or is he just lying there completely exposed and vulnerable?

So sitting on the edge of the bed, he said:

Nothing you can do will make me love you less, ever.

And then slowly he sits down and opens his eyes and puts his soaked head right in the middle of my dry shirt, and he wraps those wet little arms around me and starts sobbing and crying and crying and crying and sorry.

Y estoy sentado en el borde de la cama sujetando a mi hijo ya sin las cobijas repitiendo:  Nunca nada de lo que puedas hacer me hará amarte menos. Nada.

They realize? Do you know what I'm talking about? Nothing you can do will make him love you less.

Quiero decir, lo que hayas hecho, dónde hayas estado, lo que vayas a hacer.  Dios te ama. Dios siempre te ha amado y eso no lo puedes cambiar.

Porque a veces la bola blanca parece ser todo, ¿no?  Es como, ¿cómo voy a escaparme de ella?  Y no tenemos ni idea de qué hacer con nuestra vergüenza. Así que corremos arriba y nos escondemos baja las frazadas y seguimos escondiéndonos, porque no sabemos dónde ir o qué hacer.

Quizás digas algo así como: ¡Sí, pero no entiendes lo que he hecho!  O esto: ¡Si supieras!

No, as it says in the book of Romans chapter 8, in the Bible:  No hay nada que pueda separarnos del amor de Dios en Jesús.   Nada ¡Nada!  nada te puede separar.

So stop hiding under the covers. Let God discover you. Accept it. May your life become an answer to this truth: they have always loved you, they love you and they will always love you. And you have to know from the bottom of your soul that there is nothing you can do that will make Him love you less, EVER.

Nothing will ever make God love you less.
Nothing will ever make God love you less.
Nothing. Nothing.

Lump.  Rob Bell