Tu sabes Señor
Que la persona que está leyendo esto, es una persona
“MUY ESPECIAL”

Jesús, Rey de Misericordia, yo te pido que, a medida
que ella lea esto,

Tú Señor, derrames Tu gran misericordia en su vida.
Entra en su corazón y llénalo de Amor, de Paz y de Alegría.

Toca su mente, sus emociones, sus recuerdos, Señor.
Elimina sus miedos…
Líbrala de sus angustias…
Quita sus preocupaciones…

Entra en su corazón y cura las heridas de su historia;
Las frustraciones de sus sueños no realizados; Sus ilusiones perdidas;
Su cuerpo; Su mente; Sus emociones;
¡CÚRALA, SEÑOR!

Llena su vida de Luz y de Amor, de Alegría; hazle conocer La Verdad, esa Verdad que le hará “Libre”
¡Llénala de Ti, Jesús;

Enséñala a beber “El Agua Viva”
Ilumina su vida, mi Señor y enséñala a amar, como Tú la amas.
Aléjala del mal y de los malos; cúbrela con Tu manto.
Dale fuerza y ternura; entereza y dulzura; dale encanto y valor.
Dale Jesús, Tu Gracia, Tu Alegría y Tu Amor.
Haz que siempre reparta a los suyos Tu Paz y que nunca faltes en su vida, Señor.
Amen!