Un padre crea un video de su hija, después de haberla grabado cada semana por 14 años.
Aun recuerdo cuando tuve a mi primer hijo en mis brazos, y así de rápido siento cuando lo veo hoy de 14 años. Imagínate a mi madre después de 40 años.

No desaproveches ni un segundo para demostrarles cuánto los amas y cuánto te importan.

Saca tiempo para hablar pero sobretodo para escucharlos.

La vida pasa muy rápido, y pronto ya no estarán a nuestro lado.

Mira el video ->

Hoy, Le dijiste a tu hijo(a) cuánto lo(a) amas?

Salmo 127: 3
Eis que os filhos são dádiva do Senhor; e a recompensa é o fruto do ventre.