Las Barreras están en Tu Mente

 

Henry Ford decía: “Si crees que puedes, podrás”. Y el creador de las empresas Sony, decía: “No se pueden crear empresas grandes con hombres con una mentalidad pequeña”.

Los expertos en el deporte decían que no se podía correr una milla, en menos de 4 minutos, porque el cuerpo humano no estaba capacitado para ello. Era imposible.

Con el paso del tiempo, se hicieron estudios y los expertos siguieron afirmando lo mismo, hasta que un buen día, un joven, decidió romper el récord. Él no escuchó, ni hizo para sí todos los pensamientos negativos que dijeron los entendidos en la materia. Simplemente se concentró en que él rompería ese récord de correr una milla en menos de 4 minutos. Este joven, después de entrenar y de constantemente enfocar su mente en esta meta, lo logró. Su nombre es Roger Vanister.

Después de Roger han seguido rompiendo este record más de 336 atletas en los diferentes juegos olímpicos a lo largo de la historia.

Pero, ¿qué fue lo que pasó con todos los atletas que habían participado antes de que llegara Roger Vanister con su nuevo récord? Y ¿qué fue lo que pasó con Roger Vanister?  La barrera no estaba en sus piernas ni en el cuerpo humano. La barrera de los atletas antes de Vanister estaba en su mente.

Dios te dio un potencial increíble para hacer de tu mente el instrumento más poderoso para dar bondad, para recordar sin dolor, para recordar el pasado como una enseñanza que hoy te ha hecho crecer en el amor verdadero, en la sencillez, en la humildad, en el reino de Dios.

Todas las barreras que encuentres a lo largo del camino, comenzarán en tu mente. No importa lo que haya pasado, ya pasó. Lo que importa es hoy, tu actitud, tu apertura a la gracia, tu deseo de salir adelante comenzando por orar, por estar con el Señor para dejar que Él comience a animarte, a fortalecerte, a iluminarte, a levantarte.

Este video habla más que mil palabras, te invitamos a que lo compartas con todos los que puedas. Los niños nos enseñan que las barreras están en la mente, No hay límites… . . . .

 

Escribe Tu Comentario

Similares: