Ofrenda Agradable

¿Has estado ofrendando tu vida al Señor como incienso agradable?
¿Cuidas los mínimos detalles en tu vida para honrarle?

Cuando nosotros ofrendamos nuestra vida al Señor día a día tratándole de agradar hasta en el más mínimo detalle, Él recibe nuestra vida cómo ofrenda agradable.

Siempre recuerda que lo primero que Dios ve es nuestro corazón.



Escribe Tu Comentario

Similares: