Mentiras que Roban y Verdades que Sanan

Nuestra vida esta rodeada de mentiras y verdad. Cuales predominan más en nuestra vida? Desde niños personas significativas han dicho de nosotros mentiras y verdades, Lo que somos y como operamos se determina por que es lo que estamos creyendo.

Muchas personas funcionan en la vida como producto de mentiras que les han robado la bendición de su vida. La Biblia esta llena de verdades que redimen. Efesios 2:10 dice: “ Somos hechura suya creados en Cristo Jesús para buenas obras las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas”.

Necesitamos permitir que la verdad de Dios sea la que nos rescate de los pozos de mentiras donde hemos estado por muchos años. Muchos han estado en el pozo de la depresión, el suicidio o las adicciones sexuales por las mentiras que el mismo infierno ha vertido sobre ellos.

triste

El Dr , Ted Roberts en su manual de Sanidad para hombres con adicciones sexuales habla de Las Mentiras que Roban y las Verdades que sanan. Dejemos presentar esta lista como aparece en el Libro de trabajo de Deseo ser Puro del Dr. Ted Roberts:

Mentiras que Roban

En la siguiente lista de creencias, ponga un círculo a aquellas que ocurren como verdad durante su charla de identidad.

1. No necesito a nadie.
2. No puedo confiar en alguien.
3. Si yo no estoy en control, algo malo ocurrirá.
4. Soy una víctima.
5. Soy un caso especial.
6. Soy superior a otros.
7. Si soy vulnerable, seré lastimado.
8. Si dejo que otros vean mi vulnerabilidad, ellos me despreciarán.
9. Soy una persona mala.
10. Soy un fracaso en la vida.
11. Soy estúpido.
12. Soy inútil.
13. Soy imperfecto en alguna manera.
14. No puedo rivalizar sin drogas, alcohol, sexo y/o comida.
15. Tengo que ser necesitado.
16. Las reglas no son aplicables para mí.
17. Las personas son prescindibles y están ahí solo para ayudarme.
18. Las personas me demuestran que me quieren dejándome tener mi propia manera.
19. Soy inferior a otros.
20. No importa lo qué haga, no creo que me lastimaré.
21. Todos se vuelven contra mí.
22. Mi valía está basada en lo bien que yo me desempeño.
23. Si dejo que las personas me conozcan, a ellos no les gustaré.
24. Dios realmente no me quiere tanto como El ama a otras personas.
25. Dios realmente no está ahí cuando yo lo necesito.
26. La vida debería ser más justa de lo que es.
27. No puedo confiar en las personas con autoridad.
28. No merezco ser feliz.
29. No nunca puedo cambiar, así que ¿para qué tratar?
30. El cambio es malo.
31. Pedir ayuda es una señal de debilidad.
32. No debería necesitar a otras personas.
33. Dios y yo podemos sanarnos y eso es todo lo que necesito.
34. Si yo soy perfecto, las personas me aceptarán.
35. Nunca seré exitoso.
36. Estoy completamente solo.
37. No me merezco buenas cosas.
38. Soy responsable del dolor de otros.
39. Cuando cosas malas ocurren, es mi culpa.
40. Mis necesidades no son tan importantes como las de otros.
41. Soy una desilusión para mi familia, para Dios etc.
42. Cualquier cosa que haga, no seré lo suficientemente bueno.
43. Si me pongo bien, todos me dejarán.
44. Si me voy, todo se vendrá abajo.
45. Siempre estaré solo.

Cuales de estas mentiras te han robado la bendición de verse victorioso en la vida? En Juan 10:10 Jesús dijo: “ El ladrón vino para matar, hurtar y destruir, más yo he venido para que tengan vida.

Necesitamos en la vida detenernos y no permitir que Satanás nos siga roban la calma, la victoria y la felicidad. Recordemos que Jesús para que vivamos abundantemente y son Sus verdades que sanan o que nos levantará.

Veamos ahora la lista de verdades que Sanan que el Dr. Ted Roberts presenta en su libro de trabajo “Deseo ser Puro”

Verdades que Sanan

¿Quien Soy en Cristo? Mi posición en Cristo.

He sido trasformado del dominio de la oscuridad al el reino de la luz (Col. 1: 13).
He muerto, y mi vida ahora está escondida con Cristo en Dios (Col 3:3).
Aunque antes estaba lejos de Dios, he sido acercado por la sangre de Cristo (Efesios 2: 13).
He sido comprado con un precio (1ª Cor. 6: 20) y le pertenezco a El (1ª Cor. 3: 23).
Soy una nueva criatura (2ª Cor. 5: 17).
No he recibido un espíritu de esclavitud que me conlleve al miedo sino un espíritu de adopción como hijos de Dios (Rom. 8: 15).
He sido hecho vivo con Cristo y resucitado con El y sentado con El en lugares celestiales (Efesios 2: 5 – 6).

¿Y el pecado?

He muerto con Cristo y soy libre del poder del pecado (Rom. 6: 7 – 8).
He sido crucificado con Cristo. Ya no soy yo el que vive sino Cristo vive en mí. La vida que vivo en el cuerpo, la vivo por la fe en Jesús (Gálatas. 2: 20).
Estoy muerto al pecado pero vivo para Cristo Jesús (Rom. 6: 11).
El pecado ya no tiene dominio sobre mí, porque no estoy bajo la ley sino bajo la gracia (Rom. 6: 14).
Cristo me rescató de la maldición de la ley (Gálatas. 3: 13).
He crucificado la carne en Cristo Jesús. Ya no tiene autoridad sobre mí (Gálatas. 5: 24).

Mis palabras versus la Justicia de Cristo

He sido salvado a través de la fe, no como consecuencia de obras (Efesios 2: 8-9).
Ninguna obra que haga puede justificarme ante Dios (Rom. 3: 20).
Estoy revestido con la Justicia de Dios en Cristo (Gálatas. 3: 27).
Soy elegido de Dios y soy santo y amado (Col. 3: 12).
Soy perfecto en Cristo y estoy siendo hecho santo por él (Heb. 10: 14).

Cristo en Mí

Soy el templo de Dios; el espíritu de Dios vive en mí (1ª Cor. 3: 16).
Tengo la mente de Cristo (1ª Cor. 2: 16).
Tengo dones espirituales, dados a mí por el Espíritu Santo (1ª Cor. 12: 7).
En El, he sido hecho completo (Colosenses 2:10).

Cuando las pruebas vienen en mi camino

Tengo la victoria a través de mi Señor Jesús (1ª Cor. 15: 57).
Nada puede separarme del amor de Dios (Rom. 8: 38 – 39).
Mayor es el que está en mí que el que está en el mundo (1ª Jn. 4: 4).
Dios está conmigo (Rom. 8: 31).
Sé que mi trabajo no es vano en el Señor (1ª Cor. 15: 58).
Dios siempre provee una vía de escape en la mitad de mi tentación, así que puedo soportarlo (1ª Cor. 10: 13).

Si vale la pena en la vida intercambiar las mentiras que nos han robado por las verdades que nos han sanado.
Determine hoy permitir que la Verdad te libere de cualquier depresión, ansiedad, baja autoestima o cualquier adicción y Vive solo para Dios.

Que Dios te bendiga ricamente

Con amor

Dr. Serafín Contreras Galeano.
Miembro de la AACC.
Asociación Americana de Consejeros Cristianos

Escribe Tu Comentario

Similares: