Génesis Capítulo 6

¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Génesis Capítulo 6

gen6.jpg
6:1 Aconteció que cuando comenzaron los hombres a multiplicarse sobre la faz de la tierra, y les nacieron hijas,
6:2 que viendo los hijos de Dios que las hijas de los hombres eran hermosas, tomaron para sí mujeres, escogiendo entre todas.
6:3 Y dijo Jehová: No contenderá mi espíritu con el hombre para siempre, porque ciertamente él es carne; mas serán sus días ciento veinte años.
6:4 Había gigantes en la tierra en aquellos días, y también después que se llegaron los hijos de Dios a las hijas de los hombres, y les engendraron hijos. Estos fueron los valientes que desde la antigüedad fueron varones de renombre.
6:5 Y vio Jehová que la maldad de los hombres era mucha en la tierra, y que todo designio de los pensamientos del corazón de ellos era de continuo solamente el mal.
6:6 Y se arrepintió Jehová de haber hecho hombre en la tierra, y le dolió en su corazón.
6:7 Y dijo Jehová: Raeré de sobre la faz de la tierra a los hombres que he creado, desde el hombre hasta la bestia, y hasta el reptil y las aves del cielo; pues me arrepiento de haberlos hecho.
6:8 Pero Noé halló gracia ante los ojos de Jehová.
6:9 Estas son las generaciones de Noé: Noé, varón justo, era perfecto en sus generaciones; con Dios caminó Noé.
6:10 Y engendró Noé tres hijos: a Sem, a Cam y a Jafet.
6:11 Y se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia.
6:12 Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra.
6:13 Dijo, pues, Dios a Noé: He decidido el fin de todo ser, porque la tierra está llena de violencia a causa de ellos; y he aquí que yo los destruiré con la tierra.
6:14 Hazte un arca de madera de gofer; harás aposentos en el arca, y la calafatearás con brea por dentro y por fuera.
6:15 Y de esta manera la harás: de trescientos codos la longitud del arca, de cincuenta codos su anchura, y de treinta codos su altura.
6:16 Una ventana harás al arca, y la acabarás a un codo de elevación por la parte de arriba; y pondrás la puerta del arca a su lado; y le harás piso bajo, segundo y tercero.
6:17 Y he aquí que yo traigo un diluvio de aguas sobre la tierra, para destruir toda carne en que haya espíritu de vida debajo del cielo; todo lo que hay en la tierra morirá.
6:18 Mas estableceré mi pacto contigo, y entrarás en el arca tú, tus hijos, tu mujer, y las mujeres de tus hijos contigo.
6:19 Y de todo lo que vive, de toda carne, dos de cada especie meterás en el arca, para que tengan vida contigo; macho y hembra serán.
6:20 De las aves según su especie, y de las bestias según su especie, de todo reptil de la tierra según su especie, dos de cada especie entrarán contigo, para que tengan vida.
6:21 Y toma contigo de todo alimento que se come, y almacénalo, y servirá de sustento para ti y para ellos.
6:22 Y lo hizo así Noé; hizo conforme a todo lo que Dios le mandó


¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Escribe Tu Comentario

57 thoughts on “Génesis Capítulo 6

  1. W. Misael Abreu dice:

    Cap. 6 de Genesis: ……No hay ninguna base biblica que sustente que los Angeles participan en actos sexuales..los Angeles no tienen sexo…..por lo tanto toda esta interpretacion mitologica se cae.

    La hijos de Dios: Desendencia de Set. Ademas, los gigantes existieron despues del diluvio tambien.

  2. franci dice:

    hola,me quiero referir a lo de los angeles,!angeles tambien significa maestros en la palabra como por ejemplo pastores ministros obispos ,que Dios les bendiga por medio de la fe.

  3. Anónimo dice:

    Los Padres Judíos, al interpretar esta expresión “Hijos de Dios” de Génesis 6:2, invariablemente lo interpretaron como “ángeles”. Nada menos que la autoridad W.F. Allbright nos dice eso:

    “Los Israelitas que oyeron esta sección (Génesis 6.2) creyeron que se refería al coito entre ángeles y mujeres”. (1)

    Filo de Alejandría, un hombre profundamente religioso, escribió un breve y bello resumen sobre este tema, llamado “Sobre los Gigantes”. Basando su exposición en la versión Griega de la Biblia, él lo tradujo como “ángeles de Dios”. Dice Bamberger, “de haber encontrado la locución ‘ Hijos de Dios ‘ en su texto, él con toda seguridad habría estado inspirado para hacer comentarios sobre eso”. (2)

    Filo ciertamente tomó el pasaje de Génesis 6:2 como histórico, explicando que tal como la palabra “alma” se aplica a ambos, a los seres buenos y malos, así también ocurre con la palabra “ángel”. A los malos ángeles que siguieron a Lucifer, en un punto del tiempo fallaron en resistir de deseo físico, y sucumbieron a él. Él procede a decir que la historia de los gigantes no es un mito, sino que está allí para enseñarnos que algunos hombres son nacidos terrícolas, mientras que otros nacen celestiales, y lo más alto es ser nacido de Dios. (3)

    Los Padres Primitivos de la Iglesia creyeron de la misma forma. Hombres como San Justino, Irineo, Atenágoras, Tertuliano, Lactancio, Eusebio, Ambrosio … todos adoptaron esta interpretación. Según las palabras de los Padres Ante Nicenos, los ángeles cayeron “en el amor impuro de vírgenes, y fueron subyugados por la carne…De esos amantes de vírgenes, por consiguiente, fueron engendrados aquellos que son llamados gigantes”. (4) Y otra vez, “… los ángeles delinquieron, y fueron cautivados por el amor y los encantos de las mujeres y engendraron hijos híbridos”. (5)

    En ninguna parte antes el siglo V DC encontramos alguna interpretación para los “Hijos de Dios” fuera de ángeles. ¡No podemos negar el conocimiento de los Padres Judíos de su terminología! Invariablemente tradujeron la locución “Hijos de Dios” como “ángeles”. El testimonio de Flavio Josefo, ese colorido cosmopolita e historiador Judío, es también de importancia suprema. En su volumen monumental, “Antigüedades de los judíos,” él revela su conocimiento con la tradición de los ángeles caídos asociándose con mujeres de la Tierra. Él no sólo supo de la tradición sino que nos dice cómo los hijos de tal unión tuvieron una súper fuerza humana, y fueron conocidos para su maldad extrema. “Pues la tradición es que estos hombres hicieron lo que los Griegos dicen que hicieron los llamados gigantes de su mitología”. Flavio Josefo procede a agregar que Noé amonestó a esta descendencia de los ángeles para su villanía. (6)

    Quizá la discusión más conclusiva para interpretar la expresión como “ángeles” es la más simple de todas. Si el escritor de Génesis hubiese querido referirse a los “hijos de Set” él simplemente pudo haberlo dicho así. Si Dios hubiese pretendido ese significado, entonces el verso indudablemente rezaría, “los hijos de Set vieron a las hijas de Caín que eran hermosas…” Pero la Biblia quiso decir algo mucho más siniestro – la unión sexual entre ángeles del Infierno y las malas mujeres de la Tierra. Por la gravedad de tal unión, y sus consecuencias horrendas para la raza humana, Dios se movió para desbaratar la raza híbrida antes de que pudiera destruirse a sí misma – excepto por una familia que no había estado contaminada, la de Noé.

    Una última meditación con respecto a “hijo de Dios”:

    En el Antiguo Testamento, la designación “Hijos de Dios” (bene Elohim) nunca es usada en humanos, sino siempre de seres sobrenaturales que son superiores al hombre pero más bajos que Dios. Para acomodar semejante categoría, sólo una especie es conocida – los ángeles. Y el término “Hijos de Dios” se aplica a ambos, a ángeles buenos y malos. Éstos son los seres de quienes Agustín escribió:

    “Como los dioses ellos tienen inmortalidad corpórea, y pasiones como los seres humanos. (2)

    La designación “Hijos de Dios” es usada cuatro veces en el Antiguo Testamento, y cada vez es referente a ángeles. Un ejemplo es Daniel 3:25, donde el rey Nabucodonosor mira directamente al horno fogoso y ve a cuatro hombres, “y la forma del cuarto es como de un hijo de Dios”. La traducción es diferente y más clara en nuestras versiones modernas, “como un hijo de los dioses”. Puesto que Jesús aún no había venido, el “hijo de Dios” habría tenido que ser uno angélico.

    Otro ejemplo es Job 38:7 que dice que los Hijos de Dios gritaron a voces por alegría cuando Dios sentó las bases de la Tierra. ¡Los ángeles son las únicas entidades que encajan en esta designación puesto que el hombre no había sido creado en aquel entonces!

    En Job 1:6 Job y Job 2:1 los “Hijos de Dios” vinieron a comparecer ante el Señor en el Cielo. Entre los Hijos de Dios está Satanás – una implicación más de que los “hijos de Dios” deben haber sido ángeles.

    Puesto que la designación “Hijos de Dios” es consistentemente usado en el Antiguo Testamento para ángeles, es lógico concluir que el término o locución “hijo de Dios” en Génesis 6:2 también se refiere a los ángeles.

    1 W. F. Allbright, From the Stone Age to Christianity (Baltimore: John Hopkins Press, 1940), p.226.

    2. Bemard J. Bamberger, Fallen Angels (Philadelphia: The Jewish Publication Society of America, 1952), p. 53.

    3. Philo, DeGigantibus, pp. 58-60.

    4. The Ante-Nicene Fathers, Vol. 8, pp. 85 and 273.

    5. Ibid., p. 190.

    6. Josephus, The Work of Flavius Josephus; Antiquities of the Jews (London: G. G. Rutledge), 1.3.1

  4. teresa dice:

    Quiero saber de los hombres gigantes que abitaban la tierra, que habla en Genesis capitulo 6,4. Los amo. que Dios los bendiga.

  5. Vera Murillo dice:

    Quiero que por favor me aclaren a que se refiere en Génesis 6:4 al unirse los hijos de Dios con con las hijas de los seres humanos. Mi pregunta es: ¿quienes son en ese caso los hijos de Dios? y quienes los gigantes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Similares: