La Sopa de Piedras

Hubo una vez, hace muchos años, un país que acababa de pasar una guerra muy dura. Como ya es sabido las guerras traen consigo rencores, envidias, muchos problemas, muchos muertos y mucha hambre. La gente no puede sembrar, ni segar, no hay harina ni pan.

Cuando este país acabó la guerra y estaba destrozado, llegó a un pueblecito un soldado agotado, harapiento y muerto de hambre. Era muy alto y delgado.

Hambriento llegó a una casa, llamó a la puerta y cuando vio a la dueña le dijo:

-Señora, ¿No tenéis un pedazo de pan para un soldado que viene muerto de hambre de la guerra?

Y la mujer le mira de arriba a bajo y responde:

-Pero, ¿Estás loco? ¿No sabes que no hay pan, que no tenemos nada? ¡Cómo te atreves!

Y a golpes y a patadas lo sacó fuera de la casa.

Pobre soldado. Prueba fortuna en una y otra casa, haciendo la misma petición y recibiendo a cambio peor respuesta y peor trato.

El soldado casi desfallecido, no se dio por vencido. Cruzó el pueblo de cabo a rabo y llegó al final, donde estaba el lavadero público. Halló unas cuantas muchachas y les dijo:

-¡Muchachas! ¿No habéis probado nunca la sopa de piedras que hago?

Las muchachas se mofaron de él diciendo:

-¿Una sopa de piedras? No hay duda de que estás loco.

Pero había unos ninños que estaban espiando y se acercaron al soldado cuando éste se marchaba decepcionado.

-Soldado, ¿te podemos ayudar? Le dijeron.

-¡Claro que sí! Necesito una olla muy grande, un puñado de piedras, agua y leña para hacer el fuego.

Rápidamente los chiquillos fueron a buscar lo que el soldado había pedido. Encienden el fuego, ponen la ola, la llenan de agua, lavan muy bien las piedras y las echana hasta que el agua comenzó a hervir.

-” ¿Podemos probar la sopa?” preguntan impacientes los chiquillos.

-¡Calma, calma!.

El soldado la probó y dijo:

-Mm… ¡Qué buena, pero le falta una pizquita de sal!

-En mi casa tengo sal -dijo un niño. Y salió a por ella. La trajo y el soldado la echó en la olla.

Al poco tiempo volvió a probar la sopa y dijo:

-Mm… ¡qué rica! Pero le falta un poco de tomate.

Y un niño que se llamaba Luis fue a su casa a buscar unos tomates, y los trajo enseguida.

En un periquete los niños fueron trayendo cosillas: patatas, lechuga, arroz y hasta un trozo de pollo.

La olla se llenó, el soldado removió una y otra vez la sopa hasta que de nuevo la probó y dijo:

-Mm… es la mejor sopa de piedras que he hecho en toda mi vida. ¡Venga, venga, id a avisar a toda la gente del pueblo que venga a comer! ¡Hay para todos! ¡Que traigan platos y cucharas!

Repartió la sopa. Hubo para todos los del pueblo que avergonzados reconocieron que, si bien era verdad que no tenían pan, juntos podían tener comida para todos.

Y desde aquel día, gracias al soldado hambriento aprendieron a compartir lo que tenían.

Jesús dijo:
“Mas bienaventurado es dar que recibir” (Hechos 20:35)

Así como el hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por mucho” (Mateo 20:28).
“Amaos unos a otros con amor fraternal” Romanos 12:10

refle-piedras20

Esta nota te ha bendecido? Compártela:

Escribe Tu Comentario

Responder

34 Comentarios en "La Sopa de Piedras"

avatar
eva castillo
Visitante

que linda reflexion

Anónimo
Visitante
Anónimo

QUE BONITA HISTORIA DE UN GRANITO SE PUEDE HACER MUCHO

Luis
Visitante
Luis

Dios me trajo aquí, sí pero no a convencerme de equis religión :@

Jose
Visitante
Jose
Feliz dia a todos ! El sabe la pluma que te falta. NO te dará pruebas que no puedas resolver. Es el mejor Director, Productor y Coreografo de Cine, especialista en hacer sus Obras de manera tan humilde, Magistral, e increiblemente Maravillosa que siempre es a traves de un harapiento, un mendigo, o de alguien muy sencillo con escasos recursos materiales o en extrema pobreza, lo que le dá ese brillo Sensacional, tocando con sutileza y ternura los corazones mas duros, hasta los sensibles. A este pueblo, por su gran Miseridcordia, les dió esta gran lección, que las cosas mas… Leer más »
Anónimo
Visitante
Anónimo

Querido Luis, Recuerda, Dios,,Jesús ,no le gustan ,los religiosos la. Religión,,no. Salva a nada. Por,,Q,,, por. Gracia,,somos. Salvos, por. Medio. ,de. La. Fe ,,, no. Por. Obras,,,para. Q. Nadie se. Gloríe,,,alguien. ,pregunto ….que debo. Hacer para. Ser salvo,…
Cree en el. Senior. Jesucristo,,,y. Serás. Salvó,,tu.y. Toda. Tu. Familia,,,olvídate,,, de. La. Religión,,,DIOS,NO. TIENE NINGÚN NONBRE RELIGIOSO,,,CENCILLAMENTE,, ES DIOS…BENDICIONES,,UNA. AMIGA,,

AIDE CRISTINA CEPEDA MARTINEZ
Visitante
AIDE CRISTINA CEPEDA MARTINEZ

Dios nos ha bendecido con dones y talentos pero esperamos que algo o alguien solucione todo, si en amor y hermandad colocamos en este caso que llamamos vida nuestros mejores dones y los compartimos en santidad con todos nuestros hermanos, haciendo a un lado vanidades y egoísmos,evitando el injusto dominio,jamás negando el esfuerzo de nuestras manos y la sonrisa a los que nos rodean, esta vida nos sabrá a gloria.

QUE EL SEÑOR LES COLME DE BENDICIONES

1 2 3 7
wpDiscuz

Similares: