La Sopa de Piedras

Hubo una vez, hace muchos años, un país que acababa de pasar una guerra muy dura. Como ya es sabido las guerras traen consigo rencores, envidias, muchos problemas, muchos muertos y mucha hambre. La gente no puede sembrar, ni segar, no hay harina ni pan.

Cuando este país acabó la guerra y estaba destrozado, llegó a un pueblecito un soldado agotado, harapiento y muerto de hambre. Era muy alto y delgado.

Hambriento llegó a una casa, llamó a la puerta y cuando vio a la dueña le dijo:

-Señora, ¿No tenéis un pedazo de pan para un soldado que viene muerto de hambre de la guerra?

Y la mujer le mira de arriba a bajo y responde:

-Pero, ¿Estás loco? ¿No sabes que no hay pan, que no tenemos nada? ¡Cómo te atreves!

Y a golpes y a patadas lo sacó fuera de la casa.

Pobre soldado. Prueba fortuna en una y otra casa, haciendo la misma petición y recibiendo a cambio peor respuesta y peor trato.

El soldado casi desfallecido, no se dio por vencido. Cruzó el pueblo de cabo a rabo y llegó al final, donde estaba el lavadero público. Halló unas cuantas muchachas y les dijo:

-¡Muchachas! ¿No habéis probado nunca la sopa de piedras que hago?

Las muchachas se mofaron de él diciendo:

-¿Una sopa de piedras? No hay duda de que estás loco.

Pero había unos niños que estaban espiando y se acercaron al soldado cuando éste se marchaba decepcionado.

-Soldado, ¿te podemos ayudar? Le dijeron.

-¡Claro que sí! Necesito una olla muy grande, un puñado de piedras, agua y leña para hacer el fuego.

Rápidamente los chiquillos fueron a buscar lo que el soldado había pedido. Encienden el fuego, ponen la ola, la llenan de agua, lavan muy bien las piedras y las echana hasta que el agua comenzó a hervir.

-” ¿Podemos probar la sopa?” preguntan impacientes los chiquillos.

-¡Calma, calma!.

El soldado la probó y dijo:

-Mm… ¡Qué buena, pero le falta una pizquita de sal!

-En mi casa tengo sal -dijo un niño. Y salió a por ella. La trajo y el soldado la echó en la olla.

Al poco tiempo volvió a probar la sopa y dijo:

-Mm… ¡qué rica! Pero le falta un poco de tomate.

Y un niño que se llamaba Luis fue a su casa a buscar unos tomates, y los trajo enseguida.

En un periquete los niños fueron trayendo cosillas: patatas, lechuga, arroz y hasta un trozo de pollo.

La olla se llenó, el soldado removió una y otra vez la sopa hasta que de nuevo la probó y dijo:

-Mm… es la mejor sopa de piedras que he hecho en toda mi vida. ¡Venga, venga, id a avisar a toda la gente del pueblo que venga a comer! ¡Hay para todos! ¡Que traigan platos y cucharas!

Repartió la sopa. Hubo para todos los del pueblo que avergonzados reconocieron que, si bien era verdad que no tenían pan, juntos podían tener comida para todos.

Y desde aquel día, gracias al soldado hambriento aprendieron a compartir lo que tenían.

Jesús dijo:
“Mas bienaventurado es dar que recibir” (Hechos 20:35)

Así como el hijo del hombre no vino para ser servido, sino para servir y dar su vida en rescate por mucho” (Mateo 20:28).
“Amaos unos a otros con amor fraternal” Romanos 12:10


Escribe Tu Comentario

37
Responder

avatar
36 Comment threads
1 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
31 Comment authors
MIRYAM LOPEZELIS ARROYO GONZALEZJessicaeva castilloLuis Recent comment authors
MIRIAM
Visitante
MIRIAM

bendiciones para todos los que por gracia de DIOS lean este mensaje el texto anterior nos HABLA de un punto realmente imoprtante que es saber ser compartidos y cooperativos si DIOS PADRE nos bendice nos esta gritando que en parte es para que aquello sea compartido para conlos que menos tienen hay que vovler alos principios a nuestras bases cristianas y manos ala obra hnos DIOS NOS BENDICE AMEN!.

Cristina de Alfaro
Visitante
Cristina de Alfaro

De verdad que Dios nos habla de diferentes maneras en diferentes circunstancias, pero que precioso es cuando Dios ha puesto misericordia en nuestros corazones para compartir con los demás no solo lo material, que en nuestros días vendría a ser algo perfecto, sino también que nos manda a compartir con los demás nuestros dones y talentos!!!! y cuando lo hacemos Dios se glorifica en cada detalle!!!! Animemonos unos a otros para vivir ayudandonos en lo que nos sea posible!!! no detengamos la bendición que ya hemos recibido de Nuestro Padre Celestial!!!!

MARIA  TERESA
Visitante
MARIA TERESA

LA SOPA DE PIEDRAS:…. Este hombre puso toda su buena voluntad para hacer su ” sopa de piedras.” pero como CRISTO siempre hace MARAVILLAS, acudieron unos ninos en su ayuda y le trajeron los ingredientes necesarios que hicieron una sopa rica y sabrosa!,…. Despues repartieron a cada una de las personas existentes….. Supieron DAR, supieron REPARTIR a los que verdaderamente lo necesitaban!…. Que bella es LA BONDAD DEL SENOR!…. A traves de EL , se realizo algo grande y bello para todos los que ahi estaban!….. Palabra de Dios!….. Te Alabamos SENOR!

NELBA CRISTINA ALBORNOZ
Visitante
NELBA CRISTINA ALBORNOZ

DIOS LOS BENDIGA!! QUE BUENAS ESTÁN LAS REFLEXIONES. ESE SOLDADO CON MUCHA HAMBRE,Y NADIE LE DABA NADA PARA COMER,DIOS QUIERA QUE NUNCA PASE ESTO EN EL PUEBLO DE DIOS,SI LLEGA ALGUIEN A NUESTRO HOGAR PARA PEDIR ALGO QUE COMER QUE NO SE LO NEGUEMOS. EN LA PALABRA DE DIOS DICE EN SAN MATEO 25:34-35-36 EL SEÑOR PONDRA A LAS OVEJAS A SU DERECHA Y A LOS CABRITOS A SU IZQUIERDA.A LOS DE SU DERECHA LES DIRA BENDITOS DE MI PADRE!!HEREDAD EL REINO PREPARADO PARA VOSOTROS,PORQUE TUVE HAMBRE Y ME DISTE DE COMER,TUVE SED Y ME DISTEIS DE BEBER,FUI FORASTERO Y… Leer más »

Anónimo
Visitante
Anónimo

grasias por acordarse de mi . siempre, busco sus comentarios .
y son parami .de mucha vendicion. todos los dias los leo yresibo
mucha fuersa .espiritual
LOS QUIERO MUCHO>

gina martinez Tampa, Florida

1 2 3 8

Similares: