Desafíos

¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Desafíos matrimoniales siempre vendrán y cuando los aceptas y buscas la ayuda divina, te  ayudarán a mejorar la relación conyugal.

Un desafío consiste en Olvidar las desilusiones pasadas matrimoniales, perdonar y aceptar.
Todos en la vida fallamos, así que decida perdonar y aceptar a tu cónyuge tal como es.

Aprenda a ser más bien un compañero enfocado que un niño enfocado.
El desafío tiene que ver con actuar con madurez.

Aprenda a mejorar la comunicación especialmente en la expresión de sentimientos.
La comunicación siempre es un gran desafío. Aprendamos a comunicar nuestros sentimientos y a manejarlos con inteligencia.

Aprenda a usar los conflictos y el enojo como una fuente para construir y crecer en la relación matrimonial. El desafío consiste en descubrir formas sabias para resolver esos difíciles momentos.

Aprenda a disfrutar a su cónyuge, construya una más profunda amistad.
Hacer cosas que nunca han hecho son desafíos que nos llevan a profundizar en la amistad.

Renueve su romance y gócese en la satisfacción del sexo.
El romance no es solo para el noviazgo.  Es un gran desafío ser románticos. a pesar de los años,  además disfrutar del sexo, la gran idea de Dios.

Ajuste sus roles con hijos adultos y parientes ancianos.
Ahora tienes un nuevo hogar con tu cónyuge y es un desafío lidiar con parientes ancianos o hijos adultos viviendo en casa. Ponga límites.

Disfruten y compartan diversas actividades que sean un desafío para ambos.

Con Dios todas las cosas son posibles.  Podemos disfrutar los desafíos que se nos presenten en la vida matrimonial, siempre y cuando Dios sea el centro de nuestro matrimonio.

Dios te bendiga,
Tu hermana y amiga,

Alva Vargas de Contreras.
www.alvadecontreras.com


¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Escribe Tu Comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Similares: