Por qué te comparas?

“Si vas a compararte  asegúrate de compararte contigo mismo”

Uno de los enemigos más grandes que tenemos es la comparación. Vivimos comparándonos con otros y hay un dicho que dice: “el pasto del vecino siempre es más verde”. La comparación nos roba la energía y lo más importante nuestra identidad. La mejor comparación que puedas hacer es contigo mismo.

Es muy triste que muchas personas desconozcan su valor, llegando a despreciarse tanto de manera activa como pasiva. Muchos ignoran su potencial,  es probable que todavía no estés a la altura de tu potencial, pero eso no significa que no puedas desarrollarte.

Es probable que sientas que tu vida esté por el suelo, pero eso no significa que debas vivir en el suelo. La verdad es que tenemos un valor extraordinario. Tú vales mucho, quizás no lo sepas porque has vivido una mentira, pero ya es hora de que comiences a vivir la vida que Dios preparó para ti.

El primer paso que debes dar se llama aceptación. Comienza aceptando que eres hechura de Dios, eres un regalo muy valioso, una obra maestra.  Dios te ha dado talentos, competencias, habilidades, personalidad, experiencia para que puedas ser un regalo para otros.

La aceptación es el mejor punto de partida. Se dice que un escultor comienza por aceptar el pedazo de mármol como es, y luego le quita todo lo que no sea una estatua. Cuando le preguntaron cómo esculpir un caballo, un artista contesto: “Veo el caballo en la piedra, luego elimino todo lo que no sea el caballo”.

Ahora piensa que el escultor  de tu vida es Dios, y cuando El nos hizo vio que todo “era bueno y perfecto.” Eso debe decirte que Dios te hizo para grandes cosas, pero has estado ocupado(a) viendo a las otras personas que te has olvidado(a) de lo valioso que hay en ti.

Me encantan estas palabras de Jesús: “…dejen que sus buenas acciones brillen a la vista de todos, para que todos alaben a su Padre celestial.”(Mateo 5:16). Cuando sabes quién eres puedes brillar.

Te pregunto: ¿Cuándo comenzarás a aceptar la verdad de quién eres?

¿Cuándo comenzarás a mostrar al mundo tu valor?

Hay un mundo esperando por ti, puede ser tu familia, tus hijos, tu hogar, tu trabajo, tu comunidad, tu país. Tú eres muy valioso(a) que no hay dinero que pueda comprarte.

Hoy es un buen día para dejar de compararte y comenzar a aceptar que tu vida es demasiada valiosa para perder el tiempo mirando el pasto del vecino. Si te cuesta responder a las preguntas escribe a

[email protected]

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes

Coach y Conferencista

Sígueme en:@psifontes


Escribe Tu Comentario

73
Responder

avatar
69 Comment threads
4 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
67 Comment authors
DorisJuanmujerFerminoscar escoto Recent comment authors
Silvia martinez
Visitante

Me vendice recibir todo el material de renuevo de plenitud , sigan adelante ,bendiciones

Maria
Visitante
Maria

Leer renuevo día a día, me da ánimo. Me ayuda a seguir adelante. Gracias

mujer
Visitante

Para mi también es de mucha bendición estas reflexiones, Gracias, Gracias, Gracias.

Anónimo
Visitante
Anónimo

GRACIAS POR ENVIARNOS ESTAS REFLEXIONES QUE LA VERDAD EN LO PERSONAL ME AYUNDA MUCHO A VALORARME Y RECONOCER AL CREADOR QUE ES EL UNICO QUE NO NOS ABANDONA. DIOS LES BENDIAGA SIEMPRE.
ATENTAMENTE
ARELI

Adriana
Visitante
Adriana

Gracias a Dios por sus mensajes diarios. Bendiciones

fraima
Visitante
fraima

que dios le siga vendiciendo la verdad es que cada dia creo mas en dios y me enamoro mas de el, a la hora y el dia el senor me habla por medio de sus mensaje, gracias padre. y que dios continue a vendecir a todos mis hermanos de renuevo de plenitud. los amooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooamo al mundo enteroooooooooooooooooooooooooooooooooooooooooo

Mariela rojas
Visitante
Mariela rojas

Muy buenos,me ayuda mucho en mi dia a dia,gracias….

MARIA LUGO
Visitante

Cierto es, no odemos perder el tiempo mirando el pasto ajeno, desbemos podar nuestro propio pasto, y ocuparnos del verdadero valor que tenemos aunque los demas se ayan olvidado de nuestro gran valor, porque DIOS no hace porquerias, ace de una piedra rustica una piedra preciosa y valiosa, esa piedra seres tu, sube tu estima sin lesionar a nadie y da lo mejor aunque no reciba nada a cambio porque lo que no ven los humanos lo ve DIOS.BENDICIONES.

Doris
Visitante
Doris

Gracias por estas reflexiones. Me bendicen mucho día a día y me ayudan a conocer más a Dios y a cambiar mi manera de pensar.

1 2 3 14

Similares: