fbpx

A Veces

¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

A veces, queremos decir tantas cosas pero no las decimos…

A veces, se nos va el tiempo, en discusiones sin sentido…

A veces, en vez de decir cuanto amas, te la pasas diciendo tonterías…

A veces, pierdes a la persona que más amas, por no tratar de entenderla…

A veces, es bueno decir te amo, en vez de decir otras cosas…

A veces, las mañanas no son, como quisieras que fueran…

A veces, el sol no brilla como quisieras y tus días son grises…

A veces, la luna no la ves y tus noches son oscuras…

A veces, hay que tener paciencia, con la persona que dices que amas…

A veces, nos ciega la ira y ofendemos sin querer a quien más amamos…

Es bueno pedir perdón, si sabes que has ofendido…

A veces, es bueno decir una oración a Dios, dando gracias…

A veces, es bueno decirle a un/a [email protected] cuanto lo extrañas…

A veces, es bueno ver los defectos tuyos antes que los ajenos.

Que Dios te bendiga, te cuide y te proteja.


¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Escribe Tu Comentario

18 thoughts on “A Veces

  1. JOSE dice:

    ME GUSTAN ESTAS DIAPOSITIVAS

  2. ines dice:

    Somos normalmente volubles, se trata de nuestra naturaleza.Solo en Cristo hay vigor, voluntad, deseos de ser estables en nuestro animo, es abonible delante de Dios ser fluctuantes, ondulantes , es decir de aquí para allá y de allá pàra acá, se trata de un animo voluble, de modo que para que no llegue el desanimo.La depresion por esta o aquella situacion debemos dejarla en manos de Dios, encomendarle nuestro corazón cada instante al Dios que lo ve y sabe todo.Pues él nos hizo a cada uno y no nosotros a nosotros mismos.En estos 14 años he aprendido a dejar ed tomar lechita y comer viandas, en las cosas del Señor se aprende poco a poco, pero lo primero que es necesario ejercitar en rectitud, en orden es nuestra voluntad pra reirnos nostros de satanas y su ejercito y no el de mnosotros.Deseo intercambiar con amistades por este medio.Saludos-

  3. ines dice:

    Somos normalmente volubles, se trata de nuestra naturaleza.Solo en Cristo hay vigor, voluntad, deseos de ser estables en nuestro animo, es abonible delante de Dios ser fluctuantes, ondulantes , es decir de aquí para allá y de allá pàra acá, se trata de un animo voluble, de modo que para que no llegue el desanomo, la depresion por esta o aquella situacion debemos encomendar nuestro corazón cada instante al Dios que lo ve y sabe todo.Pues él nos hizo a cada uno y no nosotros a nosotros mismos.En estos 14 años he aprendido a dejar ed tomar lechita y comer viandas, en las cosas del Señor se aprende poco a poco, pero lo primero que es necesario ejercitar en rectitud, en orden es nuestra voluntad pra reirnos nostros de satanas y su ejercito y no el de mnosotros.Deseo intercambiar con amistades por este medio.Saludos-

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Similares: