Preparados para la muerte.

La muerte es un evento de la vida que todos los seres humanos tenemos que enfrentar. Nuestra muerte o la muerte de un ser querido llegará en cualquier momento de nuestra existencia.

Está establecido para los hombres que mueran una sola vez y después de esto el juicio. Hebreos 9:27.

Por lo tanto, necesitamos estar preparados para ese difícil momento. La vida es bella, cuando se vive bajo los principios de Dios. Pero un día dejaremos este mundo y pasaremos a la eternidad.
Screen Shot 2013-03-06 at 9.40.49 PM

Te pregunto ahora: ¿Estás [email protected] para la muerte? ¿Tu muerte o la muerte de un ser querido? Sólo la paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento, guardará nuestros corazones y pensamientos en Su Hijo Jesucristo. Este es el primer paso para estar preparadas para la muerte. Reconocer que somos creación de Él, y que Él es soberano y tiene el momento determinado para que los seres humanos mueran.

Conocí a una señora que perdió a su esposo, y vivió amargada por muchos años, se sentía sola, y culpaba a Dios por haberse llevado a su esposo. Hay muchas personas que no quieren recuperarse de la muerte de un ser querido porque han creído que ellos eran los dueños. Pero, recuerda, nuestro dueño es Dios y Él decide como Él quiere. Si buscamos la paz de Dios, que viene por rendir nuestra vida a Jesucristo, pues Él dijo: Mi paz os dejo, mi paz os doy, no como el mundo la da, yo os la doy, esa paz sobrepasará a nuestro dolor y nos consolará y podremos aceptar la situación con resignación.

Salmo 116: 15 Estimada es a los ojos de Dios, la muerte de sus santos.

¿Estás [email protected] para ese momento? Que no te pase lo que le sucedió a un rico insensato quien dijo: Esto haré:

Derribaré mis graneros, y los edificaré mayores y allí guardaré todos mis frutos y mis bienes; y diré a mi alma: Alma, muchos bienes tienes guardados para muchos años; reposa, come, bebe, regocíjate. Pero Dios le dijo: Necio, esta noche vienen a pedir tu alma, y lo que has provisto ¿de quién será?

Ahora que tienes vida, no dejes que las riquezas, los afanes de este mundo,  te impidan buscar a Dios, de tal manera que estés [email protected] para la muerte.” Buscad a Dios mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que él está cercano”

Dios te bendiga, tu hermana y amiga,

Alva de Contreras
www.alvadecontreras.com