Disfruta los Dedos Pegajosos

¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Mientras Jacqueline Kennedy participaba con tristeza del funeral de su esposo, sus pensamientos vagaron hasta sus dos hijos, Caroline y John. Solo horas después de la lúgubre ceremonia, y aún vestida de negro, Jackie celebró los tres años de edad que cumplía John con una fiesta en la Casa Blanca.

Desde que eran pequeños, pasando por la adolescencia y hasta el momento en que abandonaron el hogar, para Jackie sus hijos fueron la prioridad. Le molestaba que la prensa los persiguiera tanto como a ella.

«Creo que de cualquier manera la crianza de los hijos es bastante difícil. Y todo el mundo sabe que ser el centro de atención es la peor cosa para ellos. O bien llegan a consentirse o salen lastimados», le confío una vez Jackie a una amiga. «Los niños necesitan el afecto y la dirección de su madre y pasar largos períodos con ella. Eso es lo que les da la seguridad en un mundo a menudo confuso».

La realidad es que los nietos también crecen. No siempre estarán dispuestos para abrazar a sus abuelos. Cuando crecen, no les pedirán que les lean un cuento antes de ir a la cama. Estarán demasiado entretenidos con sus amigos como para hornear galletas. Preferirán montar a bicicleta, en patines o patineta en vez de salir a pasear.

Disfrute de los dedos pegajosos y las interminables preguntas mientras dure. Valore las interrupciones y las peticiones a medianoche. Cuando Dios nos envió a los nietos, no tenía la intención de que se quedaran pequeños para siempre.

Romanos 12:10
Deléitense en el respeto mutuo.


¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Escribe Tu Comentario

17
Responder

avatar
17 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
15 Comment authors
Anabelle Bolaños SanchoAngelica Maria vivas Salazarcarmen hornaPaola VelaSARA MIRTHA Recent comment authors
Anabelle Bolaños Sancho
Visitante
Anabelle Bolaños Sancho

En 2 días Felipe, mi único nieto, cumplirá un año, creí que no llegaría a conocer ese sentimiento hermoso y responsable de apoyar a el y a sus padres. Y recordé el Salmo 128, que nos enseña: cuida a los hijos de tus hijos»…me encanta …¡Gracias infinitas Jehová Dios!.

Angelica Maria vivas Salazar
Visitante
Angelica Maria vivas Salazar

si, son una bendicion y logran enternecer tanto nuestro corazon.
Dios me acaba de regalar un nieto, es hermoso, y claro que si me interrumple con su llanto a media noche.por que llora hasta que lo atiende su madre…..´pero que alegria tan grande no trajo a todos en casa…

Similares: