Hoy… Creeré que ya lo Tengo

 “Por eso les digo que todo lo que ustedes pidan en oración, crean que ya lo han conseguido, y lo  recibirán” Marcos 11:24.

Vivir el día de hoy sin oración es como querer vivir el día sin respirar.  La oración es el regalo que Dios me ha dado para mantener relación con él.  La promesa de hoy, no solo me anima a orar sino a creer que lo que pido se logrará.  Pero, no es cualquier cosa que pido.

Es lo que encaja en la voluntad perfecta de Dios.  Se que la oración no es una varita mágica para conseguir solo mis caprichos, pero es el medio para conocer la voluntad del Padre y entonces cuando la conozco puedo pedir todo… Todo lo que encaja en la voluntad del padre y se que lo recibiré. Cuando deseo cosas que no están acordes con la voluntad de Dios entonces no estoy en el camino recto y por lo tanto no recibiré lo que he pedido.

Cual debe ser el ejemplo a seguir en relación a la manera de orar en este día, para ver realizado lo que pido?. Evidentemente la personas del Señor Jesús. En toda su vida y ministerio él amo la justicia y aborreció la iniquidad y nunca pidió algo para su provecho más todo lo que pidió en oración estaba totalmente en armonía con la voluntad del Padre.

Hoy entonces quiero caminar en sus pasos y en sus pasos jamás hubo pecado, en su boca jamás se oyó maldición, cuando fue herido no demostró deseo de vengarse, pero lo dejó todo en las manos del Padre quien juzga rectamente.  Si en mi corazón no hay confianza en el Padre, entonces lo que pido no se me dará.

Hoy quiero hacer que mi vida sea consistente con los propósitos de Dios.

Hoy quiero que mis peticiones al Padre estén de acuerdo con su voluntad.

Hoy deseo antes que ver oraciones contestadas que el Padre me limpie el corazón de toda motivación y propósito errado y torcido.

Hoy quiero tener la libertad de llegar al trono de la gracia para encontrar misericordia en el tiempo de la necesidad.

Hoy no quiero perder la confianza en el Padre amoroso, quien siempre me invita a creer que él quiere cumplir sus propósitos en mi vida y a contestar mis oraciones que están en línea con sus propósitos.

Señor, Gracias por la oportunidad que me das de acercarme a ti en oración. Hoy no quiero abusar de ese privilegio pidiendo desesperadamente para mis propios propósitos, pero quiero primero conocer tus propósitos para mi vida y entonces con confianza y seguridad pediré de acuerdo a tu voluntad para mi vida y entonces sí creeré que recibo todo lo que pido porque no es nada extraño a tu plan.

Amen

Dr. Serafín Contreras Galeano
www.serafincontreras.com

 

Escribe Tu Comentario

Similares: