Inteligencia Emocional En El Matrimonio

 

 

 

 

 

La Inteligencia emocional puede transformar una vida, un matrimonio y una familia.

Inteligencia emocional es: la capacidad de controlar nuestras emociones, para encargarnos del bienestar de las personas a nuestro alrededor. Se puede resumir en el verdadero significado de una palabra trascendental: AMOR!

Tradicionalmente la humanidad se ha interesado más por el nivel de inteligencia intelectual de las personas (IQ), debido a que una persona con un alto nivel de IQ, tiene prácticamente garantizado su éxito profesional y financiero. Pero eso no garantiza su éxito en las relaciones, ni que sea feliz.

Los expertos en el tema del comportamiento humano, han llegado a la conclusión de que de poco sirve un alto nivel de IQ si no se tiene un más alto nivel de inteligencia emocional. La inteligencia emocional es la que te permite tener y mantener muy buenas relaciones con las personas a tu alrededor y en consecuencia disfrutar de amor, paz y gozo en el corazón, los cuales son elementos fundamentales de la felicidad.

A diferencia del IQ, la inteligencia emocional se puede cultivar y desarrollar por medio de la implementación de nuevos hábitos de vida en sustitución de hábitos egoístas y orgullosos. Cultivar y desarrollar nuevos hábitos es un proceso que requiere mucho esfuerzo, disciplina y constancia.

Las dos actitudes más difíciles de vencer para cultivar y desarrollar la inteligencia emocional en nuestra vida son el egoísmo y el orgullo. El egoísmo nos impulsa a enfocarnos más en nuestras necesidades y nuestros deseos, más que en las necesidades de los demás aunque sean mayores que las nuestras, o en los deseos de los demás aunque sean menores que los nuestros.

Para cultivar y desarrollar la inteligencia emocional, debemos madurar como seres humanos direccionando nuestra mente hacia valores más importantes que las posesiones materiales, el status social, o los placeres de este mundo. Los verdaderos valores importantes de la vida son el amor, el perdón, la humildad, la bondad, el servicio desinteresado, la sinceridad, la misericordia, la fe y otros como estos.

Gálatas 5:22-23: Más el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre y dominio propio.

Este versículo bíblico nos resume claramente lo que es inteligencia emocional. Es vivir amando, llenos de gozo y paz, revestidos de paciencia, benignidad, bondad y fe, mansos, y capaces de dominar nuestras emociones. Lograr estas actitudes en nuestra vida diaria es difícil, pero no imposible, y es nuestra responsabilidad trabajar para establecer estos hábitos de vida en nuestro ser.

Para alcanzar este nivel de madurez, necesitamos fortalecer nuestra vida espiritual con estudios bíblicos, oración, alabanza, asistiendo regularmente a una Iglesia de sana doctrina y procurando obedecer la palabra de Dios en nuestra vida. Otro factor vital para alcanzar la madurez es pedir perdón a quienes hemos ofendido y perdonar una por una a todas aquellas personas que nos han ofendido.

Si quieres ser verdaderamente feliz, toma la decisión de desarrollar la inteligencia emocional bíblica en tu vida, renuncia al egoísmo, al orgullo, a la soberbia, a la mentira y decide madurar en tu vida espiritual.

Tú matrimonio y tu familia es el tesoro más valioso que Dios te ha dado. CUÍDALO!

Luis y Hannia Fernandez.

WWW.LIBRESPARAAMAR.ORG

Escribe Tu Comentario

Similares: