Ayuda a Otros

¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Ninguna persona es demasiado grande para ayudar a otros.

En verdad, solamente el insignificante deja de hacerlo.

El hombre que es grande, siempre está dispuesto a ser pequeño.

Mateo 23:11
Pero el mayor de vosotros será vuestro servidor.

Mateo 20:26
No ha de ser así entre vosotros, sino que el que quiera entre vosotros llegar a ser grande, será vuestro servidor,

Lucas 10:16
El que a vosotros escucha, a mí me escucha, y el que a vosotros rechaza, a mí me rechaza; y el que a mí me rechaza, rechaza al que me envió.

Marcos 9:37
El que reciba a un niño como éste en mi nombre, a mí me recibe; y el que me recibe a mí, no me recibe a mí, sino a aquel que me envió.

 
 


¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Escribe Tu Comentario

11 thoughts on “Ayuda a Otros

  1. Ana Bertina Julio Herrerajulioana dice:

    las reflexiones que recibo a diario, me han cervido de mucha ayuda espiritual, a pesar de mi edad soyuna persona muy tímida, peo estoy superando poco a poco ese impase personal, porque en cada reflexion en cuentro una palabra directa para mi dificultadd diaria, como si adivinara´lo qu me pasa en ese dia. pero lo más importante encuentro la repuesta a ese dilema, gracias por su grandiosa ayuda Amen

  2. Anónimo dice:

    excelente reflexión gracias por alimentar el alma.

  3. Adriana dice:

    Cada mañana que habro la computadora e inicio a leer mensajes siempre esta una frase que me cae como anillo al dedo y me hace sentir que estoy viva y que existe alguien que me ama de verdad.

  4. Olivia dice:

    Gracias por alegrar mi vida con sus bendiciones al comenzar cada día.¡Que el Señor les bendiga!

  5. patricia gallegos dice:

    Me gustan mucho las reflexiones que encuentro aqui, me nutren, gracias a todos los que lo hqcen posible.

    1. Napoleón Lezama Vargas dice:

      Gracias por el programa REFLEXIONES, las palabras llegan a mi mente y me redarguye la conciencia. Reconozco que toda Palabra inspirada es mas penetrante que una espada de dos filos » y Dios que conoce nuestros corazones nos ayuda para reconocer nuestra condición y llevarnos a Cristo para alcanzar el oportuno socorro. Gracias a Renuevo de la Plenitud y a los Escritores.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Similares: