La verdadera tragedia

 

La derrota no es la peor de las tragedias.
La verdadera tragedia es no haberlo intentado.

Josué 1:9
¡Sé fuerte y valiente! No temas ni te acobardes,
porque el Señor tu Dios estará contigo
dondequiera que vayas.

Josué 23:6
Esforzaos, pues, en guardar y en hacer todo lo que está escrito en el libro de la ley de Moisés, para que no os apartéis de ella ni a la derecha ni a la izquierda,

1 Reyes 2:2
Yo voy por el camino de todos en la tierra. Sé, pues, fuerte y sé hombre.

2 Reyes 22:2
E hizo lo recto ante los ojos del SEÑOR y anduvo en todo el camino de su padre David; no se apartó ni a la derecha ni a la izquierda.

2 Crónicas 15:7
Mas vosotros, esforzaos y no desmayéis, porque hay recompensa por vuestra obra.

Job 1:8
Y el SEÑOR dijo a Satanás: ¿Te has fijado en mi siervo Job? Porque no hay ninguno como él sobre la tierra, hombre intachable y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

Daniel 10:19
y me dijo: No temas, hombre muy estimado. La paz sea contigo; sé fuerte y esfuérzate. Cuando habló conmigo, recobré las fuerzas, y dije: Hable mi señor, porque me has fortalecido.

prom-tratar07

Escribe Tu Comentario

Similares: