¡Tengo Fe Pero Nada Sucede!

¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

“Ninguna persona puede escalar más allá de las limitaciones de su carácter.” John Morley

En estos últimos tiempos hemos visto o escuchado muchos escándalos, usted puede enumerar una lista de ellos y todos ellos tienen que ver con la falta de carácter. Aun usted mismo que pasa por diversos problemas en su matrimonio, en su familia o en su empresa, se debe a nuestro carácter. Alguien dijo: “El Carácter es la suma total de todas mis elecciones diarias”. Entonces puedo deducir que el carácter es una elección.

Nosotros podemos pensar que Dios no nos escucha, que tiene hijos predilectos, que otros son bendecidos y usted no, podemos pensar que los demás tienen la culpa de lo que me está pasando y hasta pensamos que nunca vamos a salir del aprieto. Y otros hasta pensamos que es el diablillo que tiene sus manos metidas en el asunto y lo que casi nunca podemos llegar a pensar es cuanta es mi responsabilidad, hace falta carácter para admitir eso. Los problemas revelan nuestro carácter y nuestro carácter revela quienes somos realmente y de que estamos hechos.

Helen Keller dijo: “el carácter no puede ser desarrollado con facilidad y tranquilidad. Solo a través de la experiencia de la prueba y el sufrimiento puede fortalecerse el alma, aclararse la visión, inspirarse la ambición y lograrse el éxito.”

En el libro de Jueces 6:11-14 encontramos una historia muy interesante de un hombre que tenía un gran problema  con los madianitas y el Ángel del Señor le dice: “El Señor está contigo guerrero valiente”.  Luego Gedeón hace la pregunta que muchos hacen: Pero, señor, si el Señor está con nosotros, ¿cómo es que nos sucede todo esto?

De seguro usted alguna vez  cuestionó a Dios y dijo: Señor, si tu estas conmigo ¿Por qué me pasa esto? Si yo tengo fe ¿Por qué estoy en esta situación?

Entienda que la fe no es para resolver los problemas en los cuales nos metemos, la fe te lleva a confiar en Dios. Lo que ayuda a resolver los problemas es nuestro carácter. A Dios le interesa más lo que somos, que lo que hacemos. Dios no está interesado en nuestra comodidad, El está interesado en nuestro carácter, en saber cuanto de Jesús hay en nuestra vida. Cuando el ángel le dice a Gedeón “guerrero valiente” está describiendo su carácter, no su fe. Abraham Lincoln dijo: El carácter es como un árbol y la reputación su sombra. La sombra es lo que pensamos de ella, el árbol es lo verdadero”.

Te invito a tener presente lo siguiente:

1. Los dones y los talentos se nos han dado, pero el carácter lo desarrollamos nosotros.
2. Con nuestro carácter ganamos la confianza de los demás.
3. Solo el buen carácter puede darte un éxito duradero con las personas.
4. El carácter fuerte es el que se domina  a si mismo, y comunica credibilidad y consistencia.
5. Siembra carácter y cosecharas un destino.

Probablemente usted  ha leído la reflexión del Roble y la Hiedra.

“Un hombre edificó su casa. Y la embelleció con un jardín interno. En el centro plantó un roble. Y el roble creció lentamente. Día a día echaba raíces y fortalecía su tallo, para convertirlo en tronco, capaz de resistir los vientos y las tormentas.
Junto a la pared de su casa plantó una hiedra y la hiedra comenzó a levantarse velozmente. Todos los días extendía sus tentáculos llenos de ventosas, y se iba alzando adherida a la pared.
Al cabo de un tiempo la hiedra caminaba sobre los tejados. El roble crecía silenciosa y lentamente.
— ¿Cómo estás, amigo roble?, preguntó una mañana la hiedra.
—Bien, mi amiga, contestó el roble.
—Eso dices porque nunca llegaste hasta esta altura —agregó la hiedra con mucha ironía—.Desde aquí se ve todo tan distinto. A veces me da pena verte siempre allá en el fondo del patio.
—No te burles, amiga —respondió muy humilde el roble—. Recuerda que lo importante no es crecer deprisa, sino con firmeza.
Entonces la hiedra lanzó una carcajada burlona.
Y el tiempo siguió su marcha. El roble creció con su ritmo firme y lento. Las paredes de la casa envejecieron.
Una fuerte tormenta sacudió con un ciclón la casa y su jardín. Fue una noche terrible. El roble se aferró con sus raíces para mantenerse erguido. La hiedra se aferró con sus ventosas al viejo muro para no ser derribada. La lucha fue dura y prolongada.
Al amanecer, el dueño de la casa recorrió su jardín, y vio que la hiedra había sido desprendida de la pared, y estaba enredada sobre sí misma, en el suelo, al pie del roble. Y el hombre arrancó la hiedra, y la quemó.
Mientras tanto el roble reflexionaba:
—Es mejor crecer sobre raíces propias y crear un tronco fuerte, que ganar altura con rapidez, colgados de la seguridad de otros.”

Es una tremenda lección que nos desafía a ser hombres y mujeres de carácter, que cuando vengan esos momentos difíciles, oscuros podamos nosotros permanecer firmes como el roble. Dios quiere ese carácter capaz de decirle a la tentación: No tentaré al Señor mi Dios. Dios quiere ese carácter capaz de decirle a los reinos de este mundo: Solo a Dios adoraré y a El solo serviré. Que podamos tener esa capacidad para esforzarnos y no desanimarnos. Que podamos ser determinantes con los sueños que queremos lograr. Que podamos conocer nuestras limitaciones pero también toda nuestra potencialidad.

La elección es tuya. Puedes pasarte el día esperando a que algo suceda en tu vida o puedes cultivar o desarrollar tu carácter mediante las promesas de Dios. Tú tienes la promesa de que Dios está contigo, es tiempo de mostrar carácter y salir adelante en su matrimonio, en sus finanzas y en todo lo que emprenda.  Recuerda las palabras de David: “Sean mi protección la integridad y la rectitud, porque en ti he puesto mi esperanza.” Salmo 25:21

Hoy es el mejor día para comenzar a desarrollar un carácter ganador!

En amor y liderazgo,

Pedro Sifontes

Coach Cristiano

www.liderazgocreativo.com


¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Escribe Tu Comentario

129 thoughts on “¡Tengo Fe Pero Nada Sucede!

  1. eduardo eliseo zambrano donoso dice:

    gracias por este mensaje sobre el caracter y la fe y comprendemos que la fe solomente es para amar a dios y creer que el existe y que el caracter nos ayuda a definir las situaciones diarias de nuestra vida que el señor los bendiga a todos ustedes amen

  2. Brenda dice:

    El Señor sabe lo que cada uno de nosotros necesita y siempre su palabra va de acorde a nuestras necesidades. Debemos reconocer que Dios es Dios y siempre nos habla con palabras de amor y ternura.

  3. ana maria dice:

    gracias por todas esas bendiciones y experiencias grandiosas he crecido con DIOS,

  4. MARTA INES DEL BUONO dice:

    MIS QUERIDOS HERMANITOS EN CRISTO JESUS:
    LES MANDE MUCHOS CORREOS PIDIENDOLES POR FAVOR QUE ME BORREN DE ESTOS MENSAJES DE REFLEXIONES QUE UNA VEZ PEDI PORQUE SON MUCHOS LOS QUE MANDAN POR DIA Y YO NO ABRO EL CORREO A DIARIO NI LE PUEDO DEDICAR EL TIEMPO PARA LEERLOS COMO SE MERECEN, EN UN MOMENTO ME PARECIO RELINDO EL PRIMERO QUE ME MANDARON PERO LUEGO VI QUE ALGUNOS DESPUES QUE LEES UN TROZO PARA SEGUIR HAY QUE COMPRAR ALGUN LIBRO Y YO EN ESTE MOMENTO ESTOY CON MUCHAS OCUPACIONES EN MI COMUNIDAD ATENDIENDO TAMBIEN LAS COSAS DEL BUEN JESUS Y TENGO BASTANTE PARA LEER Y HACER.
    POR ESO LES PIDO QUE ME BORREN POR FAVOR.
    SE LO AGRADEZCO DE CORAZON.
    RUEGO AL SEÑOR MUCHAS BENDICIONES PARA USTEDES Y SUS FAMILIAS.
    ESTOY ORANDO POR USTEDES.
    OREN USTEDES POR MI.
    GRACIAS
    MARTA
    LOS ABRAZO EN CRISTO Y MARIA.

  5. Luis Alfonso Saavedra Montoya (de Colombia) dice:

    QUÉ HERMOSA REFLEXIÓN PARA EMPEZAR EL DÍA.
    NOSOTROS SOMOS RESPONSABLES DE NUESTRO CARÁCTER.
    DIOS NOS COLMA DE BENDICIONES Y BENEFICIOS PERO A VECES NO LOS VALORAMOS.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Similares: