La Inestabilidad En El Matrimonio

La inestabilidad en un matrimonio es muy desgastante para la relación!
La inestabilidad en un matrimonio ocurre cuando hay muchos altibajos emocionales.

Hay días que están muy bien y de pronto tienen grandes discusiones en las que se lastiman. Son como ciclos emocionales de amor y resentimiento.
Carlos y María eran una pareja que vivía muchos eventos mezclados de un intenso amor a ratos y en otros se peleaban como si fueran adversarios.

En los momentos buenos se prometían no volver a caer en esos momentos negativos pero cuando estos venían no podían controlar sus emociones.
Esta pareja estaba ya llegando al cansancio por la frustración de no poder mantener una estabilidad emocional en su relación. Oraban, buscaban del Señor, asistían regularmente a la Iglesia, pero seguían teniendo discusiones que los lastimaban mucho.

Llegaron a pensar individualmente que quizás  lo mejor sería separarse al menos temporalmente.
No importa si eres cristiano o no, todos estamos expuestos a vivir momentos emocionales negativos, frustraciones, desanimo, y ganas de tirar la toalla. Es la condición humana a pesar de que estemos en Cristo.

No obstante, podemos mejorar mucho en cuanto al control de nuestras emociones cuando desarrollamos una vida espiritual fuerte por encima de las pruebas y dificultades de la vida.
Carlos y María habían llegado a un momento de mucha frustración en su vida de familia porque aunque se habían esforzado mucho, no lograban alcanzar esa estabilidad en su relación.

Tenían problemas en su trabajo, problemas con sus hijos, problemas con sus familiares y se sentían abrumados por tanta carga emocional.
Seguían viniendo a la Iglesia, y aunque recibían hermosos mensajes, no lograban llegar al punto de estabilidad en su matrimonio y familia.

La frustración iba aumentando y haciéndoles pensar  que no podrían salir adelante.
Finalmente ellos entendieron que tenían que dejar de afanarse y descansar en el Señor. Dios es la fuente de Paz, de Amor, de Gozo, de Bondad, de Benignidad, de dominio propio. Solo en EL encontramos la paz que necesitamos y la sabiduría para enfrentar cada circunstancia de la vida. No tiene nada que ver con una actitud religiosa!

Es una actitud para buscar una relación cercana con nuestro Padre Celestial.
Fil 4:6 y 7: Por nada estéis angustiados, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.

Nuestro Padre Celestial nos da la instrucción de descansar en EL. Hay muchas cosas que EL sabe que nosotros no podemos resolver y dependemos de EL. Por esta razón EL nos da esta instrucción y junto con ella la promesa: y la Paz de Dios que sobrepasa todo entendimiento guardará nuestros corazones y nuestros pensamientos en el Rey de Reyes y Señor de Señores. Si decidimos creerle a Dios y obedecer esta instrucción, la recompensa es maravillosa.

Hoy en día la humanidad busca desesperadamente la paz, pero solo en la FE y la Obediencia al Señor encontramos esa paz. No esta en ningún otro lado, ni en el sistema del mundo; solo en la presencia de nuestro Padre Celestial.

Si estás pasando por un proceso de inestabilidad en tu matrimonio, no te angusties, pon tu petición delante del Señor y se obediente a su palabra en todo, especialmente en cuanto al trato con tu cónyuge y tus hijos. Y la Paz de Dios vendrá sobre ti y te levantará y te dará nuevas fuerzas como al Búfalo.

Tu matrimonio y tu familia es el tesoro mas valioso que Dios te ha dado. Cuídalo!

Luis y Hannia Fernandez

[email protected]
www.libresparaamar.org

Escribe Tu Comentario

Similares: