Hoy… Aunque Fracasare… En Él Tendré Oportunidad

 

 

“Porque siete veces cae el justo, y vuelve a levantarse; más los impíos caerán en el mal” Proverbios 24:16

El mundo está lleno de fracasos.   Fracasos grande y pequeños.  Nadie nace para fracasar, pero los fracasos son necesarios, porque a través de los fracasos aprendemos lecciones que de otra manera quizá no entenderíamos ni apreciaríamos muy bien.  Cuando fallamos, cuando fracasamos lo más importante es levantarnos y persistir.

El más grande ejemplo de persistencia es Abraham Lincoln. Abraham Lincoln nació en medio de pobreza y se encontró rodeado de derrotas a lo largo de su vida. Perdió ocho elecciones, dos veces falló en los negocios y sufrió un quiebre nervioso.  El podría hacer renunciado a persistir, pero por seguir a pesar de… llegó a ser uno de los mas notables presidentes de los Estados Unidos.

En 1816 Abraham Lincoln fue forzado a salir de su casa y trabajar para apoyar su familia. En 1818 su madre murió, en 1831 fracasó en los negocios, en 1832 se lanzó en campaña por la legislatura del estado y perdió, en 1832, perdió su trabajo y quiso entrar a la escuela de leyes y no pudo.

En 1833 pidió prestado dinero de un amigo para iniciar un negocio y a fin de año estaba en bancarrota. Gastó 17 años de su vida para pagar esa deuda.  En 1834 se lanzó en campaña por la legislatura estatal y ganó. En 1835 se casó y su esposa murió.  En 1836 tuvo una crisis de nervios y estuvo en cama por seis meses. En 1838 buscó ser el portavoz de la legislatura estatal y fue derrotado. 

En 1840 fue derrotado nuevamente en elecciones. En 1843 se lanzó en campaña por el Congreso y perdió. En 1846 se lanzó otra vez en campaña para el Congreso y ganó, haciendo un buen trabajo en el Congreso. En 1848 se lanzó a la reelección del congreso y perdió. En 1849 se buscó el trabajo de oficial de tierras en su estado y fue rechazado.

En 1854 se lanzó en campaña para el Senado de los Estados Unidos y perdió.  En 1856 buscó la nominación de vicepresidente en la Convención de partido y obtuvo menos de 100 votos. En 1858 se lanzó en campaña por el Senado y perdió.  Y en 1860 fue elegido presidente de los Estados Unidos.  Después de perder en campaña por el senado el dijo:  Esto es solo un desliz, más no una caída.

Hoy debo aprender de hombres como Abraham y más sabiendo que mi vida está en las manos del Señor.  Siete veces cae el justo vuelve a levantarse,  Hoy seguiré adelante a pesar de los fracasos.

Señor, Gracias porque en ti está mi fortaleza.  Siempre cuento con tu presencia y tu ayuda.  Quiero hoy ser perseverante y caminar con la alegría de saber que aún en mis fracasos encuentro una escuela para aprender.  Ayúdame a ser perseverante a pesar de mis fracasos. Amén.

Dr. Serafín Contreras Galeano.
www.serafincontreras.com

Escribe Tu Comentario

Similares: