Teoría o Práctica

Hace una semana presencié un hecho llamativo. No se trató de alguna hazaña espacial, como “traer de regreso a la Tierra” al transbordador Discovery, ni tampoco fue un acto político de proselitismo en los suburbios de mi ciudad. Parece mentira, pero estas cosas ya no nos sorprenden…

Mientras viajaba en uno de los trenes del Subterráneo de Buenos Aires, un verdadero desfile de vendedores ambulantes hacia gala de un amplio surtido de productos. Porta-documentos de plástico, linternas descartables, pilas alcalinas, chocolates y naipes españoles se ofrecían “sólo por hoy” y a “precios increíbles”. Pero en medio de todo aquello, ingresó un niño menudo y de apariencia triste; alguien que en mi país es denominado como “chico de la calle” (título que, por supuesto, jamás buscó obtener…).

Ofrecía calendarios de bolsillo con una ilustración infantil al dorso. Pero mientras hacia su recorrido por el vagón, un hombre ingresó y a viva voz comenzó a vender un “trompo luminoso”. El pequeño detuvo su tarea y se quedó quieto, observando con ojos de asombro aquel juguete.

Cuando el vendedor concluyó su demostración, una señora de condición humilde lo llamó, le pagó por el producto y se lo entregó al niño como un obsequio (¡me ganó de mano!). La sonrisa del “pibe” iluminó la tarde de muchos, y el gesto de aquella mujer logró “arrancar” más de una lágrima de emoción entre los que estábamos allí.

¡Es tan fácil perderse en teorías! ¡Es tan común discutir sobre lo que “debería hacerse” para mejorar nuestra sociedad… y no hacer nada al respecto!

La cobardía suele refugiarse detrás de grandes discursos y tratados sociales, mientras que la valentía convive con aquellos que se animan a “ensuciarse” con la vida, arremangándose para realizar pequeñas acciones que terminan hablando más que sus palabras.

Las teorías no sirven para nada, si no se llevan a la práctica. Es increíble, pero día a día se pierden inimaginables posibilidades de brillar y generar cambios. ¡Detengamos esta situación!

Sería triste perderse en las palabras y derrochar el tiempo en juegos dialécticos estériles. ¡Ahora es el momento para la acción! ¡Es el tiempo de llevar a la práctica los “pequeños” grandes planes! Como lo hizo aquella mujer en el tren al demostrar un poco de amor hacia ese niño pequeño. Como podemos hacerlo usted y yo a partir de hoy.

Cristian Franco
Fuente: www.cristianfranco.org

 

Trata de  pasar de la teoría a la práctica y hacer sonreír a alguien.

“Dios siempre estará a tu lado y nada te hará caer. No te niegues a hacer un favor, siempre que puedas hacerlo. Nunca digas: ‘Te ayudaré mañana’, cuando puedas ayudar hoy”.

Proverbios 3:27-28
No niegues el bien a quien se le debe, cuando esté en tu mano el hacerlo.   No digas a tu prójimo: Ve y vuelve, y mañana te lo daré, cuando lo tienes contigo.

¿Ha sido de Bendición este tema? Entonces compártelo:

Escribe Tu Comentario

29
Responder

avatar
29 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
22 Comment authors
rosarioMartha Beatrizsilviaraquel lagos villamizar Recent comment authors
JOSUE LOPEZ
Visitante
JOSUE LOPEZ

EXCELENTE REFLEXION!!!
CREO QUE EL ERROR QUE COMETEMOS ES QUE SOLO PENSAMOS EN NOSOTROS, PERO DIOS NOS DICE QUE DEBEMOS PENSAR EN EL BIENESTAR DE LAS DEMAS PERSONAS.
GRACIAS POR ESTAS PALABRAS.
DIOS LES BENDIGA!!!

humberto
Visitante
humberto

no volvere a escribir lo que dice el libro bueno, solo digo hay que hacer pequeñas cosas que a veces resultan grandes para quienes las recibe, si puedes hacer un bien no mires a quien, y no esperes recompensa se un buen samaritano que es mejor que recitar los versiculos del libro bueno

diana margarita
Visitante
diana margarita

“sed, pue, misericordiosos, como también vuestro Padre es misericordioso” Lc.6:36 Cuando somos verdaderos hijos, porque hemos creído en Cristo Jesús, uno de nuestros atributos es este, ser misericordiosos, vivimos para los demás, vivimos para servir, como Cristo, tambíen se despojo de todo para entregarnos viva en abundancía. Si realmente Cristo vive en tí, en todo tiempo tu prójimo, es importante y estarás atento a ayudarle y a socorrerle, dandole de lo que has recibido por gracia. Que hermoso es compartir con cada persona, no solamente las cosas materiales, sino tambien las espirituales, porque muchos, no importa la edad, necesitan esta… Leer más »

juan m ruiz ocasio
Visitante

Esto es un buen ejemplo de amor hacia los demas.

Carlos
Visitante
Carlos

Bella reflexion Dios los Bendiga abrazos

1 2 3 6

Similares: