fbpx

Enfrentando la muerte

¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

funeralthumbnail.jpg

La muerte es el tema menos agradable de tratar, la mayoría de las personas tienen un temor incomprensible hacia la muerte. Y es algo que no podemos evitar, tarde que temprano debemos enfrentarnos a ella y en el peor de los casos a la pérdida de un ser querido, pero cuando sucede esto siendo pequeños, es aún más difícil de comprender e imaginar.

.

Cuando tenía 14 años, mi papá de 35 años, murió repentinamente de un tumor en la cabeza, digo repentinamente pues, él amaneció enfermo y al día siguiente estaba ya en el hospital declarado muerto. Fue muy difícil aceptar la realidad a la que me enfrentaba, y hasta el día de hoy es difícil recordarlo sin sentir dolor por su ausencia.

.

Mi papá fue excepcional como hijo, hermano, padre y esposo. Él acepto a Dios 2 años antes de morir, pero fueron sus dos años más felices y plenos. Enfrentar esta realidad, no sólo fue difícil para mí, lo fue para mi mamá que con 32 años quedaba viuda y con 3 hijos huérfanos de padre, lo fue para mi hermana de 13 años y para mi hermano de tan solo 8 años.

.

Los años siguientes fueron complicados para todos, cada quien llevó su pena y la manifestó diferente, mi mamá tuvo que enfrentarse a hacer un trabajo fuera de su casa, dejando a sus hijos al cuidado de otros para poder recibir un sueldo y así cuidar de su familia, mi hermana de 13 años se enfrentó a un miedo a todo, y al rechazó a la muerte de mi papá, mi hermano de 8 años, creció sin un padre, sin figura masculina en casa, y entró en una etapa de rebeldía extrema por más de 10 años y en mi caso, me sumergí en la negación y en la falta de expresar mis sentimientos.

.

Aún recuerdo ese día, cuando mi mamá y mi hermana salieron hacia el hospital con mi papá sin que ninguno supiéramos que ya estaba en coma, y recuerdo cuando me avisaron que tenía una llamada en la casa de la vecina, al entrar a su cuarto y ver a mi tía gritando tirada en el piso, no tenían que decirme nada, todo alrededor me gritaba sin palabras que mi papá había muerto, tomé la bocina del teléfono y escuché al otro lado a mi mamá diciendo: “Mi vida, papito se fue con el Señor”.

.

Siendo tan solo una adolescente, no pude llorar la pérdida de mi padre, pues mi familia paterna estaba en un caos absoluto, tuve que guardarme las lágrimas y enfrentarme a todos para así poder calmarlos y consolarlos. Fui yo quien tuvo que decírselo a mi hermanito que jugaba en el patio con mi prima un año mayor que él. Y guardé también lo que sentía, que no lloré la muerte de mi papá por muchos años, hasta 10 años después conversando con mi esposo pude soltar todo y llorarlo.

.

Es por esto que entiendo la pérdida de un ser amado, porque lo viví en carne propia.Pero lo más importante es que puedo ver hacia atrás y sentir paz. Hoy puedo decir con certeza que mi familia y yo, vimos a Dios en medio de la adversidad, y que crecimos como personas y como familia. Pueden sonar ligeras mis palabras, pero hoy, 20 años después, veo al pasado como un buen recuerdo, veo que lo que viví y cómo decidimos vivirlo es la causa que produjo lo que hoy vivo.

.

Hoy en día pienso en tantas personas que están pasando por esto, pero sobretodo pienso en los niños y niñas, para quienes es tan difícil enfrentarse a una verdad tan dura, una verdad que te cambia la vida. Como adultos podemos tratar de buscar maneras de olvidar y tranquilizar nuestro corazón, pero cuando somos pequeños lo único que entendemos es que duele, duele tanto que hasta sentimos esa presión en el pecho.

.

Creo que cuando enfrentamos una muerte de un ser tan cercano, siendo tan pequeños, necesitamos enseñar a nuestros hijos a enfrentarlo, que sepan que… duele… SI, lo extraño… SI, lloro ….. SI, la vida continua….. SI necesitan saber que somos de carne y hueso, que lo sufrimos también, pero el mundo no acaba ahí. Entre más rápido nos levantemos, más rápido creceremos. Sus cerebros son tan pequeños, pero también tan capaces de aprender y crecer más rápido de lo que creemos y podemos como adultos.. No podemos huir del dolor, pero si podemos enfrentarlo y crecer de él.

.

Mi deseo es llegar a concienciar en ti, que esos niños que están pasando por esto necesitan toda tu atención, sé que es muy difícil para nosotros, pero cuando somos papás y mamás, nuestros hijos son muy importantes, como para ponerlos en un segundo plano. Ellos (as) necesitan saber que:

.

1. estamos ahí, para apoyarlos, abrazarlos, consolarlos, AMARLOS.
2. pueden y deben llorar, no dejen que se guarden nada, que saquen todo lo que sienten, esto aligera la carga y produce paz.
3. estamos pendientes de él o ellos, que estamos presentes en todo momento y sentido.
4. que Dios esta con ellos, y que aunque parezca injusto, él tiene un plan, que ahorita no se ve, pero es su plan y debemos confiar en él.
5. que somos de carne y hueso, y que también estamos sufriendo y lo (a) extrañamos.

.

Podría seguir diciendo muchas cosas positivas que vendrán, pero la verdad es que cuando estamos pasando por esto, no hay nada que se vea positivo, sólo deposítate en Dios, descansa en su regazo, entrégale tu hijo (a) (s) a Dios, es lo mejor que puedes hacer. Descansa en él y él hará.

.

Jesús nos da estas palabras de consuelo: “No se preocupen ni sufran. Si confían en Dios, confíen también en mí. Allá donde vive mi Padre hay muchas moradas y voy a prepararlas para cuando vayan. Cuando todo esté listo, volveré y me los llevaré a ustedes, para que estén siempre donde yo esté” (Juan 14:1-3 BD).

.

Andrea Carrillo de Contreras.

www.andreacarrillo.com

Recomendación  Especial para HOY ->
Te puede interesar este Curso ( Incluye Audio y Libro Digital)


¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Escribe Tu Comentario

14
Responder

avatar
14 Comment threads
0 Thread replies
0 Followers
 
Most reacted comment
Hottest comment thread
9 Comment authors
leslieizaguirreyolimaMARIA  TERESALUZ STELLAmarcela Recent comment authors
maria  teresa
Visitante
maria teresa

La hora de NUESTRA MUERTE…… Vamos a mentalizarnos a ver La Muerte como algo natural…. Algo que tiene que ocurrir cuando uno/ ha vivido todo lo que EL SENOR,ha deseado que vieramos, vivieramos y sintieramos hasta morir ( Por enfermedad, o por vejez , o por accidente) DIOS , asi lo dispuso y cada uno vamos en sus brazos hasta que EL lo quiera….. A mi me gustaria morir en La Paz DEL SENOR y si fuera posible por vejez, lo preferiria, siempre que no me quedara invalida o en una silla de ruedas….. Otros dicen : A mi me… Leer más »

Rossemill
Visitante
Rossemill

He leido el articulo de agresion a los hijos, bueno solo tengo uno y se que en muchas ocasiones mis problemas personales han sido un factor importante para lastimar a mi hijo, sea de manera verbal o golpeandolo, gracias a DIOS aunq me cuesta mucho estoy cambiando en este punto importante ya que cuando era niña mi madre me agredia mucho y aunq uno dice no pasara eso con mis hijos lamentablemente lo hacemos, Busquen en sus corazones el amor que estos pequeñitos nos dan y pidan a DIOS que ilumine sus vidas

AZUCENA TELLO
Visitante
AZUCENA TELLO

Mi madre fallecio el pasado 11 de octubre de 2007 de un derrame cerebral y claro que nos ha dolido y claro que sufro..mas he visto la mano poderosa de Dios en esta adversidad porque por El mi familia y yo estamos de pie y seguimos adelante, en el confio y aún cuando no logro comprender el para que de este suceso tan inesperado y doloroso sé que todo lo que Dios hace es para bien y espero también grandes bendiciones que tiene guardadas para nosotros y para todos los que en el confian…

Fernando Apuy Sirias
Visitante
Fernando Apuy Sirias

Un accidente la mañana del domingo 12 de marzo del 2000 me hizo darme cuenta que ese día estaba destinado para fallecer, no obstante, apenas a escasos segundos de rendirme a la muerte y luego de dolerme de los hijos que dejaba y cómo estos enfrentarían mi muerte, de preguntarme dónde me enterrarían y qué ironía había sido comprar mi casa en la playa y morir en el mar frente a ella, quize vivir, dije «no Virgencita, yo no puedo morir ahora, Diosito déjame vivir» y tomé una decisión que fue la que me permitió salvar mi vida mortal esa… Leer más »

ricardo
Visitante

La vida es durisimia, en eclesistes capitulo tres versiculo uno, dice que todo tiene su tiempo, mi madre partio a los brazos del señor el 10.10.2007, estaba proxima a cumplir ochenta años, que duro y que trizte es pasar todo esto, yo espero con emocion y con temor natural cuando llegue ese momento, quiero reunirme con ella, sin embargo mientras tenga vida ciontinuare su obra del señor por medio de ella y de la virgen maria, que es la madre de cristo, esto yo le transmito a todos los que lean este comentario, que en vida traten de hacer lo… Leer más »

Similares: