Me Hablas

¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Puedes escuchar a Dios todos los días.
Deberías escucharlo todos los días.
Dios espera que Sus hijos, los que lo conocen personalmente y conocen Su voluntad y Su Palabra, lo toquen a Él personalmente, directamente, que hagan contacto directo con Él, y no a través de la fe o las oraciones de otras personas.

Si te detienes unos momentos y dejas de pensar en otras cosas, y le das a Él tu atención, escucharás al Señor.

En el fresco del día paseo contigo bajo la agradecida sombra de mi jardín.

Escucho Tu voz entre  los árboles y no tengo miedo.

Tu mano que pone a dormir las flores, una por una en sus pliegues de rocío…

…es fuerte para guardarme y competente; no me soltará.

Me hablas a través del viento, me sonríes desde todas las estrellas.

Para mí, no eres sordo ni ciego, ni estás ausente, ni lejos.

La oración no es un monólogo, sino un diálogo cuya parte más esencial es la respuesta de Dios.
Escuchar la voz de Dios es lo que me da la seguridad de que Él escuchará la mía.

Todo lo que hay en la Tierra está sujeto a Ti.
No puedo apartarme de Tu amor.
Tu amor me sigue por doquier.

Deseo ser una presencia amorosa y constante en tu vida.
Quiero comunicarme personal y directamente contigo.
No deseo una relación distante, fría o mental, sino profunda y sincera.

De corazón a corazón.
Quiero que comulguemos íntimamente, que conversemos, que tomemos decisiones juntos y que a veces nos comuniquemos sin decir palabra.
Deseo que cultivemos un vínculo de amor más fuerte del que has entablado con persona alguna, algo que ahora ni siquiera eres capaz de imaginar.

En toda relación de amistad hace falta tiempo y práctica para entrar en confianza con la otra persona, y actuar con naturalidad y espontaneidad.  Lo mismo sucede cuando quieres aprender a conversar libremente conmigo.
Si haces el esfuerzo, te hablaré.

Quizá las primeras veces pensarás que esa vocecita que oyes en lo profundo de tu ser proviene de tu mente, pero con el tiempo sabrás que es Mía. Puede que te dé ideas o respuestas a tus interrogantes; o tal vez te infunda una sensación de paz y bienestar; o quizá simplemente te diga lo mucho que te aprecio y cuánto disfruto de tu compañía.

Estoy lleno de sorpresas; nunca sabrás con qué te vas a encontrar.

Pero te prometo una cosa:

¡Jamás te defraudaré!

 
 

pp-orar15


¿Este tema ha sido de bendición? Compártelo!

Escribe Tu Comentario

169 thoughts on “Me Hablas

  1. Jorge dice:

    Gracias Padre por tus hermosas palabras. Se que no siempre tengo lo que quiero pero si lo que necesito. Siempre me ayudas al tercer día de contarte mis problemas. A veces antes, a veces mucho después pero nunca dejas de sorprenderme. Cuida por favor a todos los niños que tienen hambre y frío o necesitan conocerte. Espero poder ayudar siempre a los demás como tu lo haces conmigo. Nunca dejes que me aleje por favor de tu lado. Te amo y agradezco por cada día de vida a tu lado. JESÚS EN TI CONFÍO!!.

  2. Laura Ramos dice:

    Amén… Mi Dios es real porque lo siento en mi ser…. Me a lavado con su sangre Carmesí….. Su dulce amor es para mi…… Mi Dios es real porque lo siento en mi ser…

  3. Gracias a Dios por su compañía y protección..

  4. Laura Coyote Coyote dice:

    S. Lo voy hacer. Gracias.
    Bendiciones

  5. Laura Coyote Coyote dice:

    Si. Amén Gloria a Dios. Lo anhelo, Gracias.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Similares: